Limpiafondos Piscina: Tipos y Utilización

Para aquellos usuarios que cuentan con una piscina en casa conocen de primera mano el esfuerzo que supone limpiar manualmente una piscina. Es bien sabido que se trata de un trabajo arduo y pesado, que le roba al usuario varias horas de ocio y descanso del fin de semana, de las vacaciones que tanto se merecen, así como también se desperdicia el tiempo que podría dedicarse al disfrute de la propia piscina.

Aprende más sobre los limpiafondos adecuados para tu piscina

Aunque no nos demos cuenta el agua de la piscina está habitualmente recibiendo polvo, hojas o distintos tipos de suciedades que no siempre se quedan en la superficie de esta; ya que muchas terminan adheridas a las paredes y al fondo, ensuciándolos y volviéndolos resbaladizos lo que representa un riesgo para aquellos que disfruten de la piscina.

Afortunadamente en el mercado actual existe una completísima gama de aparatos con distintas y diversas prestaciones, funcionamiento, equipamiento y, evidentemente, con precios accesibles para que cada usuario pueda obtener el que más sea de su agrado y completamente amoldado a sus necesidades.

Elegir un buen limpiafondos es esencial ya que de esta manera el usuario podrá mantener limpia su piscina tanto para el usuario como para su familia y en caso de tener hijos pequeños cuidarlos de la manera adecuada, ya que una piscina limpia no solo implica problemas en la piel sino también otra serie de consecuencias que se pueden evitar.

También el usuario cuidar el sistema de depuración lo que significara un ahorro gradual en su bolsillo al no tener que contratar a alguien para que este al pendiente de este punto y por último, y una de las más importantes para nuestros amigos ecologista es que de esta manera garantizara la calidad del agua durante toda la temporada lo que también significara un ahorro en su bolsillo en lo que se refiere a cuentas por el agua.limpiafondos piscina

¿Cómo elegir el mejor Limpiafondos?

Como dijimos anteriormente hay distintos Limpiafondos para piscinas funcionales para cada cosa así que si estás pensando en comprar uno te preguntaras, ¿Cuál es el mejor para mi piscina? Por lo que hemos preparado una serie de consejos para que encuentres el que mejor se adapte a las necesidades de cada usuario.

El primer punto que el usuario debe considerar algunos factores como las dimensiones, forma, profundidad y construcción de la piscina es decir, si es piscina de hormigón, piscina de poliester o de paneles ya que basándose en eso el usuario podrá elegir el que mejor se adapte a sus necesidades, otra variable verdaderamente importante es la clase de revestimiento del fondo y paredes de la piscina, y también la existencia o no de escalones o escaleras sumergidas o los accesorios empotrados en el vaso.

No obstante, si aún el usuario no se ha decidido y no ha iniciado la construcción de la piscina, es muy importante planificar e incluir en el plano general y en el esquema técnico, las conexiones para futuras instalaciones de Limpiafondos en la piscina ahorrando tiempo, dinero y mano de obra, evitando las obras de canalización que requieren algunos modelos.

Diferentes Tipos de Limpiafondos.

Para empezar a hablar de los diversos tipos de Limpiafondos para piscinas son los conocidos robots hidráulicos de aspiración, conectados al skimmer o la toma del Limpiafondos, estos robots hidráulicos son impulsados por un sistema de filtración y recorren el fondo y las paredes de toda la piscina de modo aleatorio, ya que se desplazan por sí solos al fondo del vaso y aspiran todas las suciedades.

Este es uno de los métodos más prácticos ya que la limpieza no requiere una vigilancia particular, ya que los residuos se dirigen al pre filtro y al filtro.

La potencia proporcionada por la bomba del sistema permite realizar tres acciones distintas, en primera el desplazamiento automático del robot por la piscina, otro es que es capaz de crear la aspiración necesaria para eliminar todo tipo de hojas, suciedad e impurezas presentes en el agua y por último el robot está programado para conducir las impurezas hasta el pre filtro de la bomba, donde quedan retenidas hasta que el usuario las deseche.

En nuestro siguiente punto importante en la lista se encuentran los Limpiafondos hidráulicos por presión. Un punto importante acerca de estos Limpiafondos es que la energía necesaria para su funcionamiento también proviene del sistema de depuración, pero en vez de conectarse a las tomas de aspiración, más bien se conectan al retorno de la piscina.

Habitualmente también necesitan la instalación de una bomba adicional. El agua a presión creada por el robot se canaliza hasta la toma de Limpiafondos, donde se conecta el robot limpiador. Estos contienen bolsas filtrantes que estancan las impurezas sólidas, evitando que lleguen al pre filtro de la bomba.

Por otro lado, es bien sabido que los Limpiafondos manuales son una opción accesible, aunque claro este método exige más tiempo, esfuerzo y consumo de agua ya que al usarlos la piscina pierde agua.

En la primera limpieza es fundamental, al inicio de temporada, hay que hacer que el agua vaya directamente al desagüe, para evitar así que vaya con toda la suciedad al filtro. Luego, en las siguientes limpiezas de mantenimiento el agua ya se puede depurar en el filtro y, por tanto, ya no se pierde la misma cantidad de agua. Después de su uso es necesario reequilibrar el pH y el contenido de cloro.

Por otra parte, siguiendo nuestra lista de Limpiafondos para Piscinas, tenemos los conocidos Limpiafondos eléctricos los cuales no necesitan conectarse al sistema de depuración de la piscina ya que cuentan con un sistema totalmente autónomos y programables, totalmente independientes del filtrado.

Simplemente se deben conectar a la red y son alimentados con corriente de baja tensión es decir de entre 12, 24, o 30V por medio de un transformador.

Estos Limpiafondos se desplazan sobre ruedas u orugas por el fondo, paredes y superficie de la piscina en ciclos de limpieza que han sido pre-programados. La suciedad encontrada y desechada de la piscina se acumula en la bolsa o cartucho filtrante, que habitualmente el usuario debe vaciar y lavar.

Esperamos que esta lista sea de ayuda para todas aquellas personas que estén pensando en cuál es el mejor método de limpieza para su piscina.

¿Por qué es importante un cortador de jamón?

Las personas que se dedican a la profesión de cortador de jamón, generalmente, alegan que si es importante la calidad de este, también lo es su corte. Pues sí, aunque no lo crea existen quienes tienen esta actividad como trabajo, lo toman con seriedad y hasta es común escucharles comentar que todos los días aprenden muchas cosas en su labor.

Los expertos en la materia dicen que el corte del jamón es un arte y quizás sea cierto, debido a que se ha convertido en otro factor para poder disfrutar de ese sabor gastronómico. Hoy en día existen numerosas instituciones que se dedican a formar personas en esta área, por ello son muy solicitadas, ya que es posible que piensen que esta infiere en el buen gusto del mismo.

Esto se ha vuelto una realidad, el hecho de que exista gente que se dedica a enseñar a otros en este rubro, que personas se dediquen a esto y que haya hasta concursos para saber quién es el mejor, lo que hace de esta actividad una ocupación muy atractiva hoy día.

Tener el conocimiento de cómo y por dónde cortar, así como también determinar el espacio suficiente y las herramientas adecuadas son los factores fundamentales para lograr ser un excelente especialista en la materia. El objetivo que se persigue es que el corte sea provechoso, además de elegante y rápido.

Lo primordial, es que no se debe realizar esta tarea sin una previa formación, lo primero que hay que hacer es evitar en lo posible accidentes.

Por otro lado, quienes desean aprender, deben estar conscientes de las normas sanitarias y de la seguridad que hay que conocer, como todo trabajo tiene sus ventajas pero también dificultades.

Cuando en un evento se servirá jamón lo recomendable es contratar a un experto y así dar un toque majestuoso en medio del resto de las actividades propuestas.

cortador de jamón

Interiorismo Alicante, optimizando espacios

Interiorismo Alicante de la mano con las nuevas tendencias modernas, complementando el diseño y la arquitectura para lograr espacios mejor distribuidos.

El interiorismo se puede utilizar en distintos ambientes, bien sea oficinas, locales comerciales, en el hogar, bancos, escuelas, entre otros.

En cualquier lugar estos cambios refrescan y ofrecen una imagen diferente que sin duda alguna atraerá más personas y hará que se sientan bastante cómodas.

Lo único necesario, es que surja la necesidad de reformar y hacer cambios para aplicar las técnicas innovadoras que optimizarán el lugar buscando comodidad y funcionalidad.

Es importante la relación previa con el interesado, ya que de esta manera se logran captar los detalles de lo que se desea, así como conocer a profundidad el espacio, lo que permitirá proponer las alternativas para obtener los mejores resultados.

Buscar expertos en interiorismo es una alternativa que garantiza el buen trabajo hecho a la medida y según las necesidades específicas.

Un buen diseñador de interiores debe tener:

  • Comprensión y visualización de las proporciones del lugar y así determinar en dónde se pueden reubicar o crear nuevos mobiliarios
  • Habilidades artísticas y creativas, por lo general, cuando las personas contratan este tipo de servicios lo hacen buscando profesionales que puedan entender las ideas básicas y llevarlas a la realidad utilizando los elementos necesarios
  • Buena capacidad de comunicación para transmitir mensajes claros de lo que se va a realizar y hacerse entender. El especialista en interiores no solo debe relacionarse con el interesado, sino también con los involucrados en el proyecto, tales como, arquitectos y diseñadores
  • Poder de persuasión que le permite tener un manejo correcto en momentos donde deba convencer al cliente de otros diseños totalmente diferentes a las que se tenían pensado originalmente
  • Buen manejo de los programas de dibujo para presentar las propuestas de una forma gráfica y que sean atractivas

Interiorismo Alicante

Como hacer armarios empotrados

Los armarios empotrados son una magnifica solución de aprovechamiento de los rincones de nuestra casa y convertirlos en unos muebles muy útiles.
Podemos dividir los armarios empotrados en dos clases dependiendo de la apertura de las puertas. Armarios empotrados puertas correderas y con puertas abatibles.

Comprar accesorios para armarios

Los armarios empotrados con puertas abatibles se componen de una guía, puertas armarios empotrados y una base, los herrajes y accesorios de armario que necesitemos se pueden comprar en cualquier ferretería especializada.

Los armarios empotrados a medida se pueden encargar a hacer al carpintero, pero como existe tantas posibilidades de comprar frentes de armarios empotrados ya hecho y adaptarlos a los huecos.

armarios-roperosMedidas y croque del armario empotrado.

Empezamos a medir el hueco donde vamos a colocar los armarios. Un consejo es dibujar un plano. Si queremos colocar la ropa con las perchas tenemos que tener una profundidad mínima libre de 55 cm. La guía la formamos de los listones de 4,5 x 4,5 cm.

Las puertas armarios empotrados tienen medidas estándar:
• Puertas para armarios: ancho de 40, 50 o 60 cm, alto de 180 cm y grueso de 2,5 cm.
• Puertas para maleteros: ancho de 40, 50 o 60 cm, alto de 40 cm y grueso de 2,5 cm.

Un ejemplo: para un armario empotrado de dos puertas de ancho de 40cm. Tenemos que sumar 2 unidades de puertas- 80 cm y la guía con dos lados de 4,5 cm- 9 cm, en total 89 cm si colocamos sin empotrar en la guía. Si queremos empotrar las puertas en las guía restamos 1 cm por cada lado total 89-2=87 cm. Altura: sumamos alto de las puertas 180 cm y guía de 4,5 cm, total 184,5 (restar 1 cm si empotramos las puertas 183,5 cm). Más altura de la base. Si tenemos espacio suficiente podemos añadir el maletero. El ancho es igual que el anterior sólo sumamos la altura de las puertas 40cm y guía de 4,5cm, total 44,5 cm y si empotramos las puertas en el armario empotrado restamos 1 cm por lado que suma 42,5 cm.
Podemos hacer combinaciones de varias puertas y distintas medidas. Con el plano preparado podemos empezar a formar la base.

Base y colocación de la guía del armario empotrado.

Si nos permite el hueco que disponemos es aconsejable levantar los armarios empotrados del suelo por lo menos a la altura del rodapié (zócalo) que oscila entre 6 a 9 cm. Si colocamos las tapajuntas también en la parte baja (solución más estética) tenemos que sumar el ancho de ella que es entre 4,5 a 7 cm. La base se prepara con mortero y como relleno podemos usar bloques de hormigón, ladrillos o simplemente los cascotes de ambos. Terminar la base de los armarios empotrados con un atezado dejando huecos para colocar la guía y 1,5 cm para colocar el pavimento dentro de los armarios.

En el exterior de la guía clavamos 4 o 5 clavos de 4” cruzados en los sitios donde se va colocar las bisagras y en la parte alta y baja para sujetar la guía. Colocamos la guía y con ayuda de las cuñas de madera la aplomamos y anivelamos con un nivel de burbuja. Este paso es muy importante para que las puertas armarios empotrados se abren si problemas. Recibir los clavos con cemento rápido (yeso puede oxidar los clavos y salgan las manchas en la pared) y rellenar posibles huecos con yeso, mortero o espuma de poliuretano. Terminamos lavase colocando el pavimento dentro del mueble a nivel de la guía.

Frentes de armarios empotrados.

Para instalar unas puertas podemos elegir entre dos tipos de herrajes: bisagra de cazoleta que ceda oculta al cerrar las puertas y bisagra-pernio o de cinta que ceda visto al tener el armario cerrado.
• Bisagra de cazoleta. Para la instalación del las puerta usamos la fresadora o taladro con la fresa del diámetro de la cazoleta de la bisagra. Una vez colocado las bisagras ajustar las con los tornillos de regulación vertical y horizontal.
• Bisagra pernio o de cinta. Marcar el contorno de las bisagras en el marco de las puertas y la guía. Con ayuda de una fresadora o con el formón rebajamos la madera para encajar las bisagras y atornilla las con tornillos en su posición.

Así lo tenemos todo preparado para montar los interiores de armarios empotrados según nuestro plano. Una vez terminado tenemos unos armarios empotrados listos para aprovechar como otros muebles.

Aire acondicionado y calefacción: ¿cuáles son las temperaturas más adecuadas?

Ha llegado el frío propio del invierno y empieza la época de resguardarse en lugares calientes. Elegir la temperatura adecuada para que podamos sentirnos a gusto en nuestro hogar sin gastar más energía de la estrictamente necesaria es el reto que todos los usuarios debemos cumplir, si no queremos recibir una factura de consumo energético que acabe desestabilizando nuestro presupuesto. Y es que gestionar de manera correcta el uso del aire acondicionado o la calefacción no es fácil.

La temperatura adecuada en tu casa en verano

Según los expertos, para optimizar el rendimiento del aparato de aire acondicionado que tenemos instalado en casa la diferencia entre la temperatura exterior e interior no debe superar nunca los 12 grados. Por lo tanto, programar la climatización para que en casa podamos estar a unos 24 ó 25 grados es más que suficiente como para sentirnos a gusto, sin necesidad de gastar un exceso de energía.

thermometer-751422_960_720

Muchas personas llegan a casa y buscan refrescarse bajando la temperatura del aire acondicionado a 18 grados. Esto no tiene ningún sentido, dado que al cabo de unos pocos minutos sentiremos suficiente frío como para necesitar ponernos una chaqueta ligera.

En cambio, esperando unos pocos minutos al llegar a casa notaremos perfectamente los efectos de tener el aire acondicionado a 24 o 25 grados. Esta temperatura representa el equilibrio perfecto entre el confort de los usuarios y el consumo mínimo de energía, teniendo en cuenta además que de esta manera se evita estar encendiendo y apagando el equipo, lo que representa aun un mayor ahorro de energía.

En definitiva, llegar  a 18 grados, sentir frío, apagar el aire acondicionado y volver a encenderlo al cabo de un rato  se acaba convirtiendo en un círculo vicioso que no nos aporta comodidad en casa y, además, nos hace gastar mucha más energía de la necesaria.

La temperatura adecuada en tu casa en invierno

Los expertos en climatización consideran que los  21 grados son la temperatura adecuada máxima para el uso de la calefacción o bomba de calor de tu aire acondicionado en invierno.

Hay que tener en cuenta que cada persona tiene una sensación de confort térmico diferente y que, además, la temperatura exterior varía a lo largo del día. Por lo tanto, es fácil que tengamos la tentación de aumentar la temperatura de la calefacción. En este momento, debemos tener en cuenta que un exceso de calor puede afectar incluso a nuestro descanso nocturno y que, además, cada grado que aumentamos incrementa un 7% del consumo de energía. Por lo tanto, regular la calefacción para conseguir la temperatura ideal en cada momento es esencial tanto para nuestro bienestar como para nuestra economía. Optar por sistemas de control como los termostatos programables o las válvulas termostáticas es indispensable para mantener la temperatura adecuada de calefacción, sintiéndonos a gusto en casa y a la vez ahorrando energía ya que no tendremos que apagar y encender el aparato para conseguir la temperatura adecuada.

Las consecuencias del uso erróneo de la climatización inadecuada

Usar tanto el aire acondicionado frío como la calefacción o aire acondicionado caliente a una temperatura inadecuada no solo tiene consecuencias negativas para nuestra economía y confort. También hay que tener en cuenta su incidencia sobre la calidad del aire y la contaminación que pueden producir. Escogiendo un sistema de climatización de calidad y, sobre todo, usándolo de manera racional podemos conseguir un correcto nivel de eficiencia energética y además cuidar el medio ambiente evitando un exceso de emisiones de sustancias contaminantes.

En resumen, la temperatura ideal debería oscilar entre los 21 y los 24 grados durante todo el año para poder disfrutar del hogar sin la necesidad de pasar frío, ni calor, ni tener que pagar unas facturas desorbitadas en las épocas de verano e invierno.