Apartamentos en venta en Santa Marta, todo un boom

¡Quién nos iba a decir, allá por 1945 -cuando Pedro Collazo popularizase al son del clarinete de Lucho Bermúdez aquel vallenato que nos hablaba de una Santa Marta con tren, pero sin tranvía-, que aquella humilde ciudad caribeña sería lo que es hoy!

Porque Santa Marta, llena de atractivos: diversidad cultural, paisajes naturales, riqueza cultural, rica gastronomía…, se está convirtiendo en interés exponencial, no ya de turistas, sino de grandes inversores.

Los atractivos de Santa Marta

SantaMartaSu ubicación estratégica, su fuerte apuesta en potenciación modernización de sus infraestructuras y su estructura ferroviaria, facilitan el comercio y la interconexión (Ruta de las Américas y Ruta del Sol) con Venezuela y Panamá.

Y esto es sólo el principio.

Todos estos factores suponen argumentos poderosos para los inversionistas que están descubriendo el gran potencial de Santa Marta como centro integrador de negocios. De hecho, Colombia en general, y Santa Marta en particular, están siendo objetivo de interés de las grandes firmas hoteleras mundiales, lo evidencia el hecho de que la cadena Starwood, con sede en Nueva York, ha anunciado su intención de duplicar su presencia para el 2016. Marcas como Movich Hoteles y OxoHoteles se sumarán al carro.

Apartamentos en venta en Santa Marta

apartamentos en venta en Santa MartaEl turismo de lujo supone una fuente de ingresos muy poderosa para el país. Grandes nombres del mundo del cine, el deporte y los negocios, están invirtiendo en apartamentos y propiedades de lujo en las zonas más exclusivas de la ciudad. Un ejemplo reciente lo tenemos en el futbolista merengue James Rodríguez, quien acaba de adquirir un lujoso apartamento en Santa Marta valorado en más de 1,5 millones de dólares.

Los apartamentos en venta en Santa Marta se multiplican en Santa Marta como las setas en un bosque, donde en algunos sectores el metro cuadrado está por encima del suelo en Estados Unidos. Si pertenecemos a ésa esfera privilegiada de la población mundial que cada vez está más lejos del ciudadano de a pie, pagar a 6.000 dólares el metro cuadrado por una propiedad a alguna de las promotoras urbanísticas de apartamentos en venta en Santa Marta, no nos despeinará los bigotes.

 

 

Deja un comentario