No olvidar la desecación de muros

Cuando nos compramos la casa estamos muy contentos generalmente, aunque tengamos que hacer algunas reformas.

Lo cierto es que comprar una casa hoy no es muy fácil sobre todo teniendo en cuenta la situación económica de las familias en general, también hay que considerar la situación de los bancos y todo ello nos lleva a sentenciar que es más fácil comprar de segunda mano que de obra nueva.

 

Viviendas de segunda mano

desecación de murosEs fácil encontrar muchas viviendas de segunda mano en venta pero que necesitan bastantes reformas.

Algunas de las más comunes son aquellas que están relacionadas con los problemas de humedad.

Nos encanta que llueva, pedimos que llueva, pero como todo, en exceso, la lluvia también puede ser perjudicial para la estructura de la casa. Si vas a comprar una casa antigua tendrás que mirar con lupa este problema, porque con toda probabilidad estará presente.

Para solucionar el problema de humedad, es necesario limpiar todo de forma extrema  y aplicar productos para desinfectar y además evitar que vuelva a pasar en un futuro. En ocasiones, las más graves, se requiere de la mano de obra. Las dimensiones de la obra dependerá de la gravedad del problema que tengamos que tratar.

Por eso, es mejor prevenir que curar. Los productos destinados a la desecación de muros está entre los preferidos para evitar el problema de la humedad.

Pero cuando tenemos que realizar obras a causa de un problema de estas características tenemos que hacerlo con la precisión adecuada.

 

Los riesgos de la humedad

desecación de murosExiste el riesgo de poner en peligro la estructura de la casa, y con ello nuestra seguridad. Existen muchos casos en los que la familia de la casa no puede permitirse irse a otro lugar mientras se arregla el problema y sigue viviendo en el mismo lugar con el riesgo incluso de desprendimiento del techo o de alguna otra zona de la casa.

Además de ese riesgo que ya es bastante considerable, tener humedad en casa afecta notablemente a la salud de los habitantes, sobre todo si existe en casa alguna persona que padezca de enfermedades respiratorias. Incluso para algunas que no las padezcan, se les pone en riesgo de contraerlas.

No hay que olvidar que la humedad no deja de ser hongos, lo cual afecta a las condiciones de salubridad de la casa, además de su seguridad.

Si tu casa es antigua tendrás mayor riesgo de sufrir este tipo de problemas porque antes las construcciones no se llevaban a cabo con las precauciones y los productos con los que se hacen ahora.

Sin embargo, eso no quiere decir que los edificios de nueva construcción estén completamente a salvo puedes tener una casa de nueva construcción y tener humedad, tal vez porque el tratamiento preventivo no se hizo correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.