Iluminar tu salón comedor

A estas alturas hablar de la importancia de la iluminación en la decoración de los espacio, es como llover sobre mojado, como dicen los expertos de Hiperlámparas, en decoración, una mala iluminación puede destruir hasta la decoración más elaborada y sin embargo una buena iluminación puede hacer atractiva hasta la decoración más austera y básica.

A la hora de elegir la iluminación no debemos centrarnos solo en el aspecto decorativo, la funcionalidad de las luminarias es esencial y en ultima instancia es su principal razón de ser. Por supuesto deben estar en consonancia con los aspectos decorativos de nuestro hogar pero siempre con el objetivo funcional en mente.

En lo que respecta al salón de nuestro hogar, es un espacio que por lo general se articula en función de su utilidad y normalmente en cualquier casa es una habitación multi funcional donde se realiza diversas actividades a lo largo del día. Es el lugar de la casa donde nos reunimos con nuestros amigos, el lugar donde comemos habitualmente con nuestra familia, es un lugar donde ver la televisión pero también un lugar donde leer, incluso muchas veces puede ser lugar de trabajo o estudio, y por supuesto un lugar de relax. En función del tamaño de nuestro salón comedor y la distribución del espacio, podemos atajar el problema de la iluminación de una manera u otra. Lo ideal es que la iluminación sea la adecuada para cada momento y situación, teniendo en cuenta los puntos de luz con los que contamos y el conjunto de nuestras necesidades.

iluminacion-salonNormalmente en todos los salones existe 3 grupos de luces bien definidos, por un lado esta la luz puramente funcional que sirve para permitir una adecuada visión de la estancia, normalmente esta compuesta por un punto de luz central sobre la mesa principal, por lo general y en función de la altura del techo y de la forma y color de la mesa que esta justo debajo, elegiremos un modelo u otro, normalmente quedan bien las lámparas colgantes en colores acordes con la mesa y con formas ovaladas, rectangulares, o redondas en función también de la forma de la mesa. Para techos bajos es mejor utilizar plafones. Este punto de luz sirve para crear una iluminación principal en la estancia que luego reforzaremos desde otros puntos de luz.

Otra grupo de iluminación habitual en la decoración de nuestro salón y en el uso funcional de la iluminación, es aquella que sirve para ambientar los distintos espacios dentro del propio salón. Las lámparas de pié en este sentido cumplen bien su cometido. Podemos ubicarlas por ejemplo en un rincón sobre la mesita de lectura y el sillón. Las lámparas de sobremesa también pueden ser útiles para decorar e iluminar otras mesitas auxiliares, sobre todo si se trata de mesitas de poca altura.

Por último tenemos la iluminación puramente decorativa, que estará orientada a realzar distintos elementos decorativos de la estancia, tales como cuadros o estatuas, para las estatuas podemos utilizar focos ubicados en las zonas bajas, y para los cuadros apliques de pared.

Por supuesto, todos los aparatos de luz que elijamos deberán estar en consonancia con el estilo del resto de muebles de la habitación, si contamos con una decoración rústica o clásica, por ejemplo con muebles de madera oscura, no quedaría bien utilizar lámparas modernas y minimalista al estilo de los diseños de por ejemplo Schuller o Mantra. De la misma forma si contamos con una decoración moderna y minimalista, no vamos a utilizar por ejemplo lámparas de forja.

El equilibrio entre el estilo de los muebles, su distribución y la distribución de la iluminación y su estilo, es esencial para conseguir un buen resultado en conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.