Decora tus espacios con papel pintado para paredes

Es última tendencia la utilización de papel pintado para paredes. La pintura ha renovado también su producto y ahora puedes encontrar pinturas con muchas texturas y gama de colores increíbles, sin embargo en el papel pintado encuentras muchas más opciones a la hora de decorar tus espacios.

Y no sólo la posibilidad de crear espacios totalmente distintos es la ventaja que te ofrece el papel pintado, también la calidad del mismo le hace un material desde un punto de vista eficiente mejor que la pintura. Su durabilidad supera a la de la pintura, esto quiere decir que aquella persona que pinta una pared tendrá que volver a pintar, antes que otra que tiene papel pintado tenga que cambiarlo.

Al repasar la historia del papel pintado te das cuenta de que ha estado de moda en distintos momentos de la historia. Procedente de Oriente llegó a Europa en el siglo XVII. En la actualidad gracias a la digitalización de la imagen se pueden obtener resultados bastante llamativos en cuanto a diseño.

 

Ventajas notables del papel pintado

Papel pintado para paredesA diferencia de lo que muchos pueden pensar su instalación es sencilla, y puedes encontrar en el mercado muchas opciones para decorar tu hogar.

Una de las ventajas del papel pintado es que no necesitas forrar todas las paredes de tu casa con el papel, puedes elegir paredes según tus gustos y combinarlos con pintura. Con sencillos pasos tendrás tu hogar decorado como nadie lo tendrá.

 

Consejos útiles

1. Papel pintado para paredesCuando lo vayas a colocar quita todos los muebles de los espacios y no los vuelvas a colocar hasta que la cola utilizada para pegarlos esté totalmente seco.

Ten en cuenta que la pared donde vayas a colocar el papel ha de estar totalmente lisa, pues cualquier imperfección podrá afectar al aspecto final. Si tienes alguna grieta es conveniente taparla antes de proceder a la colocación del papel.

Si tienes miedo de que te salga alguna burbuja (lo cual es bastante común) no te desesperes, tiene solución, si aprecias alguna burbuja es tan sencillo como hacer un pequeño corte con el cúter rellenar si es necesario de cola y después volver a pegar asegurándonos de que no surge ninguna otra burbuja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.